Fotos, fotos de buena tinta

Codo con codo (literalmente) con Puebla. ¡Atención a las plumillas y los tinteros!
De todos estos señores con barba, yo soy la de rojo.

Ya ha publicado Puebla las fotos que tiene del taller de plumilla De buena tinta (más fotos en su blog). Yo la verdad, he acabado completamente encantada con lo que he aprendido y la gente que he conocido. También y con pasar cuatro días seguidos dibujando una hora y media diaria, que se nota. Quién sabe, quizá dentro de diez años no sólo sea capaz de copiar esos increíbles dibujos de Jim Borgman de manera pasable, sino quizá, sólo quizá, pueda sacar las imágenes que tengo en la cabeza a un papel. Claro que si pudiera elegir quién ser y qué dibujar, elegiría a Bill Watterson. Por cierto, merece la pena leer este texto que escribió Watterson cuando yo todavía iba al colegio: Some thoughts on the real world by one who glimpsed it and fled.

Mientras, disfrutad con las fotos. Por cierto, en la siguiente sale Pepe Albaladejo, el fotógrafo que nos hizo estas fotos cuando María se incorporó a la agencia de traducción el año pasado (incluyendo la que tengo puesta aquí en el blog). Es difícil que los fotógrafos salgan en las fotos, ¡pero esta vez le han pillado!
Puebla le estaba dibujando a él, creo recordar.
Manu Puebla dibujando

Related Posts

09 Abr
Impresión, sol naciente
arte // 3

Por fin, ya no estoy enferma. Y Japón… es increíble. Es como viajar al futuro, o a Marte, o al pasado, o a todo lo anterior. Por fin puedo de nuevo hablar, y menos mal. Además, lo necesitaba. Ayer cantaba Quique aquello de esta iba a ser una canción instrumental… En los quioscos del metro

18 Ene
La cesta vacía, ese postulado teórico
yo misma // 0

En una casa con dos niños y dos adultos, el cesto de la ropa vacío es un postulado teórico, como el infinito o el cero Kelvin: necesario, pero inalcanzable.

05 Ene
Las cuatro maldiciones del juguete son: voluminoso, ruidoso, pringoso y múltiples piezas

Entre hoy y mañana muchos padres descubrirán las cuatro maldiciones que puede tener un juguete, a saber: voluminoso, ruidoso, pringoso y múltiples piezas. Es algo que abuelos, tíos y demás familia negarán conocer. Si tienes niños a tu cargo y alguna vez has maldecido un juguete, probablemente sea por una de las siguientes razones: Voluminoso.

Comentarios

Puebla
30 octubre 2008

Pues no sabes cuánto me alegro de que hayas disfrutado durante el taller. Te echamos de menos en la clase-charla de Carlos Giménez, ¡mira tú por dónde! él está ahora en Barcelona, y cuando tú fuiste a Barna, él estaba en Cartagena.¡¡¡Qué cosas, Dios!!!

juan álvarez
3 noviembre 2008

Qué estupendísima gente que veo en las foticos. Y la mitad de los que aparecen en ellas son amigos míos. ¡Qué guapos estais todos!

Bego
3 noviembre 2008

La verdad es que sí, que he disfrutado muchísimo: del taller y del ambiente del taller. Ojalá hubiera más ocasiones para juntarse y dibujar, ¡aunque fuera sólo eso!
@Juan Álvarez: ¡Qué alegría da leerte! Tú que nos miras con buenos ojos.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.