Este domingo es…

Foto de darbchapster, en Flickr

Este domingo es Pentecostés, le comentaba hace un rato a mi compañera María.

—¿Y por qué es eso relevante? —me contestaba ella.

—Porque en cualquier momento puede abrirse una ventana, y a través de ella pueden entrar grandes lenguas de fuego, posarse sobre nuestras cabezas, y darnos la capacidad de hablar todas las lenguas del mundo.

—Deberías escribir sobre eso.

—Sí, y podría decir: «y mientras esperáis este feliz momento, en Matiz proporcionamos un servicio muy parecido».

Fuera de bromas, el fenómeno bíblico que forma parte de Pentecostés se llama xenoglosia. Aunque un fenómeno parecido (sin las lenguas de fuego, claro) está documentado en tiempos actuales, aún no se ha probado científicamente que el idioma en el que parece que hablan lo sea en realidad. Esto se suele deber a que en ese momento no hay presente un hablante nativo del supuesto idioma:

—Sí, sí, y se puso a hablar en en bengalí coloquial.

—No, era más bien afrikaans culto.

—Estoy parcialmente de acuerdo contigo, pero yo diría que era más bien neerlandés.

A menudo me encuentro con personas que parecen creer esta hermosa historia. Sin embargo, no comprenden lo milagroso del asunto: en su mente, todos los idiomas se aprenden instantáneamente y sin esfuerzo, se diría que también gracias al Espíritu Santo. Por desgracia, salvo intervención divina directa, no es así, y normalmente es necesaria una inversión en esfuerzo y tiempo que puede durar entre cinco y diez años por idioma. Esto por supuesto varía dependiendo de varios factores por nombrar algunos:

  • Tu edad. Si eres un niño, aprenderás el idioma. Y punto. Probablemente, en mucho menos de cinco años. O de dos. Un libro muy interesante al respecto es El instinto del lenguaje (The Language Instinct, de Steven Pinker, ISBN del español 9788420667324).
  • Cuánto se parece tu idioma al idioma que intentas aprender. Por ejemplo, para un español no es lo mismo aprender catalán, italiano o portugués que alemán, japonés o sueco. Hay puntos extra de dificultad si además tiene otro sistema de escritura.
  • El método de enseñanza que utilices. Porque hay métodos y métodos, y algunos son francamente contraproducentes.
  • Cuántos idiomas has aprendido formalmente antes. Esto tiene que ver el punto anterior. Una vez que has aprendido un idioma es mucho más fácil aprender el siguiente. Personalmente, recuerdo haber sentido una especie de desbloqueo cuando por fin comprendí que las cosas podían escribirse en distinto orden, y leerse de diferentes maneras. Parece una tontería, pero para la siguiente vez ayuda. Tu conocimiento de la gramática es más profundo, y estás más abierto a las distintas maneras de expresar las cosas. Otras reglas que hayas aprendido podrán además aplicarse al idioma nuevo. En ese momento ya sabes que habrá verbos auxiliares, irregulares, separables, casos gramaticales, y que las excepciones tontas pueden ser la diferencia entre comunicarle a alguien lo que quieres decir y ser el chiste que contarán a sus nietos.

[Más fotos chulas de fuego, como la de arriba de Darbchapster, pero de otros autores]

Jeff BaucheThe trialhttps://i0.wp.com/farm1.static.flickr.com/183/421526450_b5abde77ed_s.jpg?w=8tallmonkee

Related Posts

16 Nov
En Granada, todo es distinto
arte // 4

Lucha / Wrestling, de / by David Nesbitt, en la exposición / at the exhibition Primera Línea. Daos prisa, es sólo hasta el viernes que viene, en la Caja Rural (frente al Parque de las Ciencias, en Granada) y abre de 19 a 21h todos los días menos los domingos. Hurry up, it’s only there

10 Feb
Mi primer día como docente universitaria
docencia // 4

… ¡me ha gustado mucho! Antes de empezar estaba tan emocionada que me temblaban los dedos. La hora se me ha pasado volando (quizá demasiado, tendré que controlar mejor el tiempo). Estoy muy animada, pero ahora mismo (dos menos cuarto de la mañana) muy, muy cansada… la peque con otitis ha complicado el día bastante.

07 Jul
Linguee, la web es tu memoria de traducción

Hace unos meses me escribió un chico muy majo que aún no conocía de nada llamado Fran Mondaca para hablarme de Linguee, que tiene como lema «la web es un diccionario». Un diccionario web que es en realidad una base de datos de 100 millones de frases traducidas de un idioma a otro. Hablando para

Comentarios

Miriam
11 mayo 2008

hola!!!! no se si te acordarás de mi!! nos conocimos en la feria de asociacionismo juvenil hace unas semanas!! eske buskando x google sobre amnistía y la celebración del 30 aniversario he llegado hasta akí y me hizo mucha ilusión saber ke era tuyo el blog!! ahí sale mi e-mail para ke lo apuntes y hablemos más a menudo ya ke me interesaría mucho tener más información sobre las actividades y todo lo ke llevais en marcha!! en serio me hizo mucha ilusión verte x akí!! jajaja

felicidades x el blog!!!

y no t olvides!! kiero respuestas!! jajaja

(por cierto…. ya les he metido el tijeretazo a todas las kamisetas…!! y están triunfando x todos lados!! no hay nadie ke se kede indiferente y no me las lea !! xDDDD)

1 besito!!!

Miriam
11 mayo 2008

PD: las fotos buenísimas ^^ te pongo la url de mi fotolog para ke le eches un vistazo a mis trabajos.

y……. GRITA!!!

1052
11 mayo 2008

¡Qué coincidencia! Precisamente el finde que estuve en Cartagena (más concretamente durante las 21 horas de autobús) me leí Snow Crash, que trata el tema de la xenoglosia como parte de la trama. La teoría del libro es interesante e imaginativa, pero para mí resulta más imaginativa que interesante.

Leave a comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: