Estabas bello

Estabas frío,
te culpé.
Estabas muerto,
me culpé.
Estabas mudo,
me sentí sorda,
la culpé.
¿O estaba yo sorda?
Estabas ido.
No es culpa de nadie.
Estaba sola,
contigo, allí.
Volví a casa,
y tú me diste
la espalda.

Related Posts

03 Feb
Dame un beso cálido
poesía // 0

Un beso como el primer pie en la arena Un beso como el asiento de atrás, tras la playa Un beso como la cinta de casette que se ha derretido Un beso como un semáforo bajo el sol hace treinta años Un beso como robar una patata frita de la cocina Un beso como tus

31 Oct
Seis billetes a París

Un relato 100% real. Por Halloween y All Hallows Read y Todos los santos. Puesto que el relato anterior dio miedo, esta vez aviso. Quién sabe, quizá este os dé risa.
—A mi abuela, Mariana Casanova. Y a Marta Serrano. Felices 33, Marta.

20 Oct
El instituto que enloquece y el fontanero
escritos // 0

Un viernes de octubre. En un instituto de un pequeño pueblo en mitad del campo de Cartagena, Murcia, suena el teléfono. ¡Ring, ring! —Hola, buenos días. Quiero hablar con la directora del centro.

Comentarios

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.