Yo no voy a ir a la cárcel por esto

¿Os acordáis de lo que dije ayer, sobre estar descansada y que las cosas fueran fáciles? Pues hoy no es uno de esos días. Estoy hecha polvo. En cualquier caso, el tema de hoy no es ése. Va dedicado al otro Quique, el que no está aquí sino allá. El tema de hoy es:

El gobierno chino borra blogs, bloquea webs y encarcela a internautas.

No os perdáis el vídeo: es buenísimo, quizá precisamente porque es muy simple.

Así que acercaos y enviad vosotros un email por la libertad de expresión en China pidiendo la liberación del periodista Shi Tao. Shi Tao fue encarcelado por enviar un email con instrucciones gubernamentales para periodistas

sobre cómo debían informar de los actos de conmemoración del aniversario de la matanza de la plaza de Tiananmen, exhortando a los periodistas a «nunca publicar opiniones que no fuesen acordes con las políticas oficiales» (Amnistía Internacional)

Yo ya le he enviado un email al respecto al primer ministro chino (compañero, espero que me dejen ir a visitarte después de esto). Quizá queráis enviarle una nota vosotros también. No vais a ir a la cárcel por ello.

¡Mira mamá, he copipegado y modificado ligeramente este artículo de A de Activista escrito un artículo corto con un bebé en brazos!

Shi Tao

Related Posts

28 Jun
El orgullo y la libertad de ser uno mismo

Hoy es un gran día para salir del armario, pero en la vida, como el Google+, hay muchos círculos y muchos armarios diferentes.

Leía hace poco un consejo para escribir una novela que decía: «escribe sobre aquello que no puedas comentar en la cena».

02 Jul
Con estos versos no harás la revolución

Llevo varios días recitando esta canción por lo bajo. También pensando en qué escribir, cómo y cuándo, qué primero, qué después, y escribiendo poco. También durmiendo poco. Pensando en las cosas que quiero hacer, e intentando practicar una frase que me cuesta mucho pronunciar. Son dos palabras difícilísimas. Las mías son…

13 Jul
La decisión de Mary Jane

Seré breve, porque tengo delante a Mary Jane. Sirva para decir que Mary Jane no soy yo, ni es María, es otra persona, pero este no es su nombre real, por si lo habíais dudado. Estamos al fresco en un FresCo, y tiene el siguiente dilema: Chica de 34 años, sin ataduras familiares, con hipoteca

Comentarios

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.