¡Quítale la pegatina!

Soy una fan de estrenar, y nunca he entendido a los que intentan aferrarse al estado de nuevo de las cosas. Lo mejor de las cosas es usarlas. Jamás entendí a las niñas que guardaban las muñecas en las cajas, con todos sus complementos, tal y como estaban cuando les quitaron el papel de regalo (y sin rasgarlo, lo estoy viendo). Si las dejas así, todavía parecen de otro. Quizá sea algo territorial por mi parte. Y sí, también doblo las esquinas de las páginas, si el libro es mío (y es de bolsillo).

Por eso llevo un tiempo queriendo poner aquí este vídeo, del blog de Lolo.es:

Quítale la pegatina, cutrón (Berto, el de Buenafuente, en YouTube)

Iba el otro día por la calle y tuve un pensamiento a lo Seth Godin, o a lo Hugh McLeod, no sé:

Brands are for the brandless.
Begoña Martínez, esto es, yo.

Queriendo decir: las marcas son para el que no tiene su propio estilo, hasta el punto de ser su propia marca. Son ese tipo de personas a las que no puedes regalarles la versión más famosa de la cosa que más quieren en el mundo, porque en realidad van a disfrutar más buscándola, eligiéndola, dándole vueltas a ver si encaja, considerando diversas opciones, que disfrutando el placer de que esté ya hecho. Y en cuanto ese algo encaja, no importa de qué marca fuera antes: ahora es suyo, es de su marca, y es de su estilo.

Sólo si estás en un montón necesitas hacer algo para salir de él.

En cuanto al blog, creo que quiero lo fresco de Notepad Chaos, la funcionalidad de Agregado, la limpieza de Elegant Grunge, y además que quepan las fotos y se vean.

Probablemente tenga que hacerlo yo misma.

Mientras, recordad: ¡quitad los andamios! ¡arrancad la pegatina!

Related Posts

22 May
A vueltas con la monomaternidad

Llevo ya un día entero pensándolo, y en realidad yo podría, siguiendo la letra, presentarme a la subvención como familia monomarental. De hecho, cualquier pareja heterosexual con hijos podría considerarse una familia monomarental, ya lo dice el dicho (y repetí yo ayer) madre no hay más que una. En propiedad, hay dos excepciones: el caso

15 Sep
Aunque no puedas ver, el microrrelato, en PDF
escritos // 0

Visto el microéxito del microrrelato, aquí os subo una versión en PDF para imprimir, enviar por email, prestar, regalar, colgar en el armario, llevar en la cartera… He toqueteado el formato estándar un poquito para que se pueda imprimir y leer bien en una hoja A4 por las dos caras, a dos columnas. Recuerda, con

28 Ene
Reseña de Mentiras para principiantes, de Tomás Conde
arte // 1

Abrí el libro
con miedo
de ver las costuras,
de notar las mentiras. Pero no.

Comentarios

Maldito Friki
19 enero, 2009

Brutal.

Soy fan de Berto desde que lo descubrí en BFN, pero ésta creo que ha sido su mejor intervención. ¡Y sin fotos de monos!

Leave a comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: