Cabeza llena de algodón de azúcar derritiéndose, en llamas

Algodón de azúcar, ardiendo

La última vez que empezaron a dolerme los lados del cuello publiqué este dibujo. Dije que me sentía:

Cómo me siento: la cabeza llena de algodón. De azúcar. Derritiéndose. En llamas.

Esta vez iré al médico mucho antes (tengo cita para mañana a las 11). Mientras, ibuprofeno y demás, mon amour.

* 1. Dibujo digital hecho con la aplicación Paper by 53.

* 2. El autocorrector, troleándome.

 

 

Related Posts

19 May
Casandra al móvil

—… de acuerdo, así quedamos. ¡Hasta luego! —cuelgo una llamada y ya hay otra esperando, lleva un rato pitándome el oído. Debe ser el mensajero de antes, que quiere que baje. —Hola, ¿cuánto tardas en bajar para recoger el paquete, como hemos dicho antes? —¡Estoy ya abajo! —Caramba, ¡qué rápida! Eres más rápida que Supermán. Bueno,

15 Abr
Poverty anywhere is poverty everywhere

Poverty anywhere is poverty everywhere.* Why is that? Why are other people’s problems my problems? Are we all together in this? How can we be together in this if I don’t know who they are, why are we here? If I can’t feel them as I can feel my body. Do my toenails know about

26 May
Jornada de reflexión

¿Aún no sabes qué votar? Still don’t know what to vote tomorrow? (Spanish local and regional government elections will take place on Sunday)

Comentarios

Leave a comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: