El día de la nevada del 83

El día de la nevada del 83 fue el que me mudé a Murcia por primera vez.

Mi padre había conseguido trabajo (en Maristas, enseñando filosofía) y yo aún era hija única. Fue el día siguiente a su cumpleaños. Dos chavales de 25 años con una niña pequeña veían sus cuatro muebles llenarse de nieve en la calle. Íbamos a vivir aquí un año, y me pasé los treinta siguientes diciendo que nunca deberíamos habernos marchado. Mi madre me llama pesada y con razón; y si no fuera por todas las mierdas que pasé creciendo en Alcantarilla, quizá hoy no sería quien soy.

•—•
No había nevado en Murcia desde 1971. Foto: La Opinión, vía Germán Merino.

Related Posts

31 Ene
La niña y la bici
Murcia // 4

Hay una niña de once años. Es la niña del libro. Es una chica con gafotas heredadas, en plan Toro Sentado, con una falda azul hasta los tobillos y un libro donde se cruzan las piernas. Lleva una coleta negra y me mira.

26 Sep
Un vistazo a mi mesilla de noche
arte // 1

A lo que hay encima, que es lo más interesante: libros, libros, y más libros. Llevo un tiempo queriendo escribir sobre el caótico batiburrillo curioso conjunto libros junto a los que duermo, y a veces incluso, leo. Sin embargo, van cambiando a menudo y normalmente no me parece que sean material de blog, por decirlo

03 Abr
Nicaragua: con tus propios ojos (I)

Por fin he visto Nicaragua con mis propios ojos. No solo en fotos, no solo en las historias de mis padres, de mi tío Fernando, de Ángel, de Jesús. El primer día se me rompió la cámara de fotos. Sigue sin funcionar. La parte buena es que venía mi hermana, que no sólo tiene una

Comentarios

Txema CG
14 marzo, 2014

Me acuerdo de ver nevar por la ventana pero pensaba que fue en el 82.

Carmen Pagán
14 marzo, 2014

El 12 de febrero es el cumpleaños de tu padre. Los muebles se llenaron de nieve y, sobre todo, de barro, porque la calle Santa Lucía no tenía asfalto todavía (esa fue la primera de una larga lista de obras urbanas que nos han perseguido en ciudades y carreteras). Y tú llevas toda la vida quejándote, y «lo que te rondaré morena». Ya conoces la consecuencia, hago lo que en Jaén cuando oyen llover. Otro día puedes contar lo de tu primera guardería y cómo despediste a tus «pesados» padres, que también ocurrió en Murcia. Un besazo.

Bego
14 marzo, 2014

Es verdad, si el periódico es del 13, la nevada fue el 12. ¿Os mudábais el día del 25 cumpleaños de papá? ¡Planazo! Se me hace raro pensar que en Murcia capital hubiera aún calles sin asfaltar en 1983.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.