Jurando en arameo

Alguien le gasta una broma pseudo-estúpida a Quique por la calle, cosa que nunca comprenderé. Pablo me mira con cara de «¿tú te has enterado de qué acaba de pasar?» y nuestra telepatía falla por un momento, con lo que me tengo que conformar con expresar mis pensamientos con palabras y delante de los niños.

—Let it be. Just an idiot. Motherfucking drunk.
—¡Mamáaaaa! —me riñe ‪#‎Lucía10años‬— ¡Eso es una palabrota, TE HE OÍDO!
—Porras. Ahora resulta que sí que hablas inglés y lo entiendes cuando te interesa. ¿Ya no voy a poder decir palabrotas ni siquiera en inglés?
—Podrías decirlas en alemán. Bueno… pero entonces cuando te oyera hablar alemán sabría que estás diciendo una palabrota.

Perdidos. Estamos perdidos.

La pregunta

¿Debería recopilar todas las historias de Quique y Lucía en un documento? Es una pregunta seria que os hago como lectores. Contadme en los comentarios. También se lo he preguntado a mis mecenas en Patreon: https://www.patreon.com/minibego. Por si no os habíais enterado aún, es un sistema por el que la gente me ayuda a pagar los costes asociados a escribir, y quizá, algún día, sea suficiente para que sea por escribir en sí. Échale un ojo. El mínimo es un dólar al mes y de verdad me empuja a escribir más.

Por cierto que ya hemos llegado al siguiente objetivo pendiente, sacar 2 portadas de ebooks al año:

Screenshot 2016-07-19 16.32.27

 

El siguiente objetivo es la maquetación de los ebooks por dentro:

Screenshot 2016-07-19 21.17.10

Me parece la semilla de algo nuevo y chulo. Estoy muy ilusionada por esto, la verdad. 🙂

Related Posts

20 Oct
El instituto que enloquece y el fontanero
escritos // 0

Un viernes de octubre. En un instituto de un pequeño pueblo en mitad del campo de Cartagena, Murcia, suena el teléfono. ¡Ring, ring! —Hola, buenos días. Quiero hablar con la directora del centro.

11 Mar
El trabajo de tus sueños no era esto
escritos // 1

Últimamente estoy trabajando demasiado. Me encanta y soy feliz, pero me estoy pasando. Lo tengo claro y tengo que (no) hacer algo. Sin embargo, me cuesta despegarme. Encontrar gente a la que confiar lo que ya no cabe. Como me gusta es más difícil, se van las horas y no me siento (demasiado) mal, hasta

28 Jun
El orgullo y la libertad de ser uno mismo

Hoy es un gran día para salir del armario, pero en la vida, como el Google+, hay muchos círculos y muchos armarios diferentes.

Leía hace poco un consejo para escribir una novela que decía: «escribe sobre aquello que no puedas comentar en la cena».

Comentarios

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: