Cabeza llena de algodón de azúcar derritiéndose, en llamas

Algodón de azúcar, ardiendo

La última vez que empezaron a dolerme los lados del cuello publiqué este dibujo. Dije que me sentía:

Cómo me siento: la cabeza llena de algodón. De azúcar. Derritiéndose. En llamas.

Esta vez iré al médico mucho antes (tengo cita para mañana a las 11). Mientras, ibuprofeno y demás, mon amour.

* 1. Dibujo digital hecho con la aplicación Paper by 53.

* 2. El autocorrector, troleándome.

 

 

Related Posts

09 Mar
«¡Yo ya he votado! ¿Y tú?»

El saludo de moda de hoy es «¡Yo ya he votado! ¿Y tú?». O al menos, espero que lo sea. ¡Venga, a votar! Que hace un domingo precioso. Dice la que se ha pasado los últimos cuatro días con 38 de fiebre… Ya estoy mejor, gracias.

21 May
Gestionar

Gestionar es una palabra curiosa. Últimamente la estoy oyendo mucho. Una de las últimas veces, en la conferencia de Luis Huete en su conferencia en el Día del Emprendedor del Instituto de Fomento. Estuvo hablando de su nuevo libro, Construye tu sueño (aquí se puede leer el primer capítulo). Je, ha sido gracioso, porque al

15 Abr
Poverty anywhere is poverty everywhere

Poverty anywhere is poverty everywhere.* Why is that? Why are other people’s problems my problems? Are we all together in this? How can we be together in this if I don’t know who they are, why are we here? If I can’t feel them as I can feel my body. Do my toenails know about

Comentarios

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: