Pobreza en cualquier parte es pobreza en todas partes

Pobreza en cualquier parte
es pobreza en todas partes.*


¿Por qué? ¿Por qué son los problemas de otros mis problemas? ¿Estamos juntos en esto? ¿Cómo podemos estar juntos en esto si no sé quiénes son, por qué estamos aquí? No puedo sentirles como siento mi cuerpo. ¿Saben mis uñas de los pies sobre mi pelo? ¿Saben mis dedos de mi corazón?


pau_vallecas

En algún lugar leí:
A menudo me pregunto
si para los demás la vida es más fácil,
o simplemente se les da mejor fingir.

Voy a las afueras de la ciudad y veo todos esos edificios, y no son las grandes urbanizaciones de casitas que me molestan, son los edificios grandes, enormes y las  lucecitas parpadeantes las que me hacen pensar en hormigas, en abejas obreras y en sus insignificantes pequeñas vidas y anónimos problemas. No sé si me asusta porque soy consciente de que, en el fondo, no soy más que una abeja obrera más, en medio de su vida laboral. Ya muerta y olvidada, en el plano general de la vida. Quizá tengo miedo por todas esas pequeñas personas abeja que imagino, viviendo en sitios horribles que nunca veré, pero que puedo imaginar porque en cierto sentido, son iguales al mío. Con ese olor raro que tienen las cocinas que no son la tuya. Con los niños, y la cesta de la ropa sucia y las zurraspas. Con sus peleas y pantallas planas y facturas por pagar y aumentos y el inesperado paro. ¿Por qué me importan? ¿Por qué nunca sabrán que estoy aquí, intentando imaginar quiénes son?

colmenas

* ¿Suena revolucionario? James Wolfensohn, Presidente del Banco Mundial, lo dijo en Monterrey en este discurso de 2002.

Fotos: Noktonmagazine.com

Related Posts

10 Oct
Cinco esperanzas y desesperanzas

¿Se puede tener más paciencia? ¿Cuánta? ¿Para qué? Hubo una época en la que sentía una presencia en el universo, y le hablaba. Le decía: dame paciencia. Porque no tengo. Solo mucho más tarde escuché el famoso chiste: Señor, dame paciencia… dame paciencia, porque si me das fuerza ¡lo mato!

28 Feb
Conciliando la conciliación

La conciliación de la vida laboral, familiar, profesional y personal (la conciliación de todo, la conservación de la cordura) es una de las mayores preocupaciones de toda persona que trabaje y quiera además hacer alguna otra cosa con su vida (aunque sea ver al primer actor español ganar un Oscar). Por eso en su día

19 May
Casandra al móvil

—… de acuerdo, así quedamos. ¡Hasta luego! —cuelgo una llamada y ya hay otra esperando, lleva un rato pitándome el oído. Debe ser el mensajero de antes, que quiere que baje. —Hola, ¿cuánto tardas en bajar para recoger el paquete, como hemos dicho antes? —¡Estoy ya abajo! —Caramba, ¡qué rápida! Eres más rápida que Supermán. Bueno,

Comentarios

Marc Gelpi Mateu
15 abril, 2014

tuve la misma sensación al visitar el piso donde vivía una amiga mía en Moscú. Nunca había visto unos bloques de pisos tan grandes, y en el portal había centenares y centenares de botones cada uno con una familia en un piso minúsculo.

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: