El día de la nevada del 83

El día de la nevada del 83 fue el que me mudé a Murcia por primera vez.

Mi padre había conseguido trabajo (en Maristas, enseñando filosofía) y yo aún era hija única. Fue el día siguiente a su cumpleaños. Dos chavales de 25 años con una niña pequeña veían sus cuatro muebles llenarse de nieve en la calle. Íbamos a vivir aquí un año, y me pasé los treinta siguientes diciendo que nunca deberíamos habernos marchado. Mi madre me llama pesada y con razón; y si no fuera por todas las mierdas que pasé creciendo en Alcantarilla, quizá hoy no sería quien soy.

•—•
No había nevado en Murcia desde 1971. Foto: La Opinión, vía Germán Merino.

Related Posts

12 Oct
No compares tu entrenamiento con las mejores jugadas de otros

No compares tu interior con el exterior de otros. Así que aparentemente, todo va estupendo, no necesito ayuda de nadie para nada, mi vida es todo glamour y jolgorio, y no. No es así.

29 Jul
33 claves para emprender de The Lean Startup, de Eric Ries
calidad // 17

«Tenemos la capacidad de construir prácticamente cualquier cosa que nos imaginemos. La pregunta clave no es ¿puede construirse? sino ¿debe construirse? Esto nos coloca en un excepcional momento histórico: la prosperidad de nuestro futuro depende de la calidad de nuestra imaginación colectiva».

05 May
Por ahí
escritos // 1

Por ahí se quiere a los que te quieren y jamás a los que te han olvidado. Se quiere a los constantes se quiere con trabajo no se quiere sin querer no se quiere por descuido no se quiere porque sí no se quiere por accidente no se quiere por costumbre no se quiere a

Comentarios

Txema CG
14 marzo, 2014

Me acuerdo de ver nevar por la ventana pero pensaba que fue en el 82.

Carmen Pagán
14 marzo, 2014

El 12 de febrero es el cumpleaños de tu padre. Los muebles se llenaron de nieve y, sobre todo, de barro, porque la calle Santa Lucía no tenía asfalto todavía (esa fue la primera de una larga lista de obras urbanas que nos han perseguido en ciudades y carreteras). Y tú llevas toda la vida quejándote, y “lo que te rondaré morena”. Ya conoces la consecuencia, hago lo que en Jaén cuando oyen llover. Otro día puedes contar lo de tu primera guardería y cómo despediste a tus “pesados” padres, que también ocurrió en Murcia. Un besazo.

Bego
14 marzo, 2014

Es verdad, si el periódico es del 13, la nevada fue el 12. ¿Os mudábais el día del 25 cumpleaños de papá? ¡Planazo! Se me hace raro pensar que en Murcia capital hubiera aún calles sin asfaltar en 1983.

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: