Matemáticas: una verdad es para siempre

Gracias Txema por este vídeo genial:

Mi amor por las matemáticas y los matemáticos no hace más que aumentar con el tiempo. Quizá sean como la cerveza y el vino. De niña me sabían amargas, me desconcertaban.  Conforme pasa el tiempo me dan más alegrías, más momentos de ¡ajá! ¡perfecto del todo! ¡Yuju!

Pablo nunca me ha regalado un diamante, pero sí me regaló una verdad: en 2001 me regaló la Begoña surface, una superficie minimal que (según él) hasta ese momento no se había descrito.

—Si me quisieras de verdad, la subirías al ArXiv —dijo mi yo de ¿20? años, que no era tonta del todo.

—Uy, quita, qué vergüenza.

Así que ahora no la encuentro, y no puedo contrastar si la verdad que me regalaste, amor, está demostrada o es una conjetura.

Yo te quiero igual, y siempre nos he visto regidos por el axioma de elección.

El caso es que debería estar en esta carpeta…

Carpeta del instituto y primeros años de facultad

Carpeta del instituto y primeros años de facultad. Contiene escritos varios, poemas buenos de otros y malos muy malos míos, dibujos, emails impresos e incluso un log de ICQ en papel (¡un log!).

PD: Por cierto… Uuuuuuu-uuu-uuuh, ¡Banach-Tarski!

PD (II):
—Hermanos, con estos panes y estos peces, dad de comer a la multitud…
—Pero maestro, ¿podemos usar el axioma de elección?
—Joder, si no, ¿cómo?

PD (III):  Me ha dado mucha rabia no poder acabar el curso de programación del MITx que empecé, precisamente porque me daba muchos momentos de esos, de ¡terminado! ¡funciona! ¡probado! ¡esto es verdad para siempre! Cosa que en la empresa no se da mucho. Ahora sé un poquito más de mates y programación, y cuatro tonterías en Python, y mola.

Bien, hasta que... nop. No, no siempre consigo lo que me propongo. Realmente hacen falta 12 horas a la semana. Se pueden sacar, pero no sin un gran esfuerzo.

Bien, hasta que… nop. No, no siempre consigo lo que me propongo. Realmente hacen falta 12 horas a la semana. Se pueden sacar, pero no sin un gran esfuerzo. Esta primavera está siendo complicada, quizá repita curso en otoño.

Related Posts

15 Dic
El cuento de la careta con sonrisa
escritos // 5

Es muy fácil elegir un personaje, y cuando no funciona, echarle la culpa al personaje, o cambiarlo, en vez de mirar hacia dentro y ver qué problema tenemos en realidad. Hay un cuento que oí en alguna parte y no he vuelto a encontrar. *Si sabes de quién es, déjame un enlace en un comentario.

09 Ene
Qué post tan poco post-vacacional, una canción para emprendedores
arte // 3

Hoy trascribo aquí la letra de esta canción de Los Planetas que podéis escuchar en LastFM, «Montañas de basura». Hacía mucho que no escuchaba este disco. Estas vacaciones hemos estado practicando canciones de mi carpeta antigua de acordes, estrenando la electroacústica de Pablo (una Fender muy bonita, no porque la comprara yo). Suena bastante bien.

11 Jun
Nicaragua, con tus propios ojos (III): poesía, Darío y Borge
escritos // 1

Decíamos ayer, que nosotras no comprendíamos qué fascinaba tanto a Roberto Sáinz la casa en la que creció, hasta que la vimos. Le habían puesto el nombre del gran héroe nacional: Rubén Darío, el padre del modernismo (este poema, Divagación, gustará a los traductores del público). Para el resto: Lo fatal Dichoso el árbol, que

Comentarios

quikosas
18 Mayo, 2013

Lirismo prosaico matemático chispeante y con burbujitas. Aunque lo del axioma de elección rigiendo el amor mutuo… no lo pillo. Lo siento. ¿Es una metáfora de Lucía y Quique?

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: