Matemáticas: una verdad es para siempre

Gracias Txema por este vídeo genial:

Mi amor por las matemáticas y los matemáticos no hace más que aumentar con el tiempo. Quizá sean como la cerveza y el vino. De niña me sabían amargas, me desconcertaban.  Conforme pasa el tiempo me dan más alegrías, más momentos de ¡ajá! ¡perfecto del todo! ¡Yuju!

Pablo nunca me ha regalado un diamante, pero sí me regaló una verdad: en 2001 me regaló la Begoña surface, una superficie minimal que (según él) hasta ese momento no se había descrito.

—Si me quisieras de verdad, la subirías al ArXiv —dijo mi yo de ¿20? años, que no era tonta del todo.

—Uy, quita, qué vergüenza.

Así que ahora no la encuentro, y no puedo contrastar si la verdad que me regalaste, amor, está demostrada o es una conjetura.

Yo te quiero igual, y siempre nos he visto regidos por el axioma de elección.

El caso es que debería estar en esta carpeta…

Carpeta del instituto y primeros años de facultad

Carpeta del instituto y primeros años de facultad. Contiene escritos varios, poemas buenos de otros y malos muy malos míos, dibujos, emails impresos e incluso un log de ICQ en papel (¡un log!).

PD: Por cierto… Uuuuuuu-uuu-uuuh, ¡Banach-Tarski!

PD (II):
—Hermanos, con estos panes y estos peces, dad de comer a la multitud…
—Pero maestro, ¿podemos usar el axioma de elección?
—Joder, si no, ¿cómo?

PD (III):  Me ha dado mucha rabia no poder acabar el curso de programación del MITx que empecé, precisamente porque me daba muchos momentos de esos, de ¡terminado! ¡funciona! ¡probado! ¡esto es verdad para siempre! Cosa que en la empresa no se da mucho. Ahora sé un poquito más de mates y programación, y cuatro tonterías en Python, y mola.

Bien, hasta que... nop. No, no siempre consigo lo que me propongo. Realmente hacen falta 12 horas a la semana. Se pueden sacar, pero no sin un gran esfuerzo.

Bien, hasta que… nop. No, no siempre consigo lo que me propongo. Realmente hacen falta 12 horas a la semana. Se pueden sacar, pero no sin un gran esfuerzo. Esta primavera está siendo complicada, quizá repita curso en otoño.

Related Posts

12 Dic
La interpretación simultánea parece magia

La interpretación simultánea parece magia, y como todo lo que parece magia, lleva mucha preparación.

26 Nov
A veces, sólo a veces, suena la flauta
arte // 2

  Lucía mirando el río Alhárabe, en Moratalla Ezequiel también mira el río A veces suena la flauta y consigo hacer buenas fotos. Fotos que enseñan lo que yo veo. A veces resulta que tengo la magnífica cámara de mi hermana en las manos (una Canon EOS 400D digital) y entonces claro, no salen igual que

25 Dic
Lucky happy geeky girl
arte // 7

Parece que voy a tener que puntualizar lo que escribí en aquel artículo sobre “qué hace una traductora nada más sacar el ordenador de la caja”. ¿Que por qué? Porque os escribo desde mi flamante iMac de 21,5 pulgadas (morid un poco: 4GB de RAM, 1 tera de disco duro), cortesía del Dr. Mira &

Comentarios

quikosas
18 mayo, 2013

Lirismo prosaico matemático chispeante y con burbujitas. Aunque lo del axioma de elección rigiendo el amor mutuo… no lo pillo. Lo siento. ¿Es una metáfora de Lucía y Quique?

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: