Justo a tiempo

Noticias razonablemente frescas: ¡nuevo blog en el vecindario! Me acabo de enterar por este comentario de que María Barrios tiene nuevo blog. Será público puesto que lo ha dicho en un blog ¿no? Se llama

¿Cuarenta segundos? ¡Yo lo quiero ahora!

Tiene buena pinta como todo lo que Frau Barrios ha escrito siempre. Disfruten ustedes.

Echo de menos aquella época por los tres primeros puntos de este decálogo de Milton Glaser. Me lo ha pasado hace poco Yeray, y al parecer Miguel Vagalume lo va a traducir al español en su blog (ergo trabajo que me ahorro, con este enlace: yo no lo traduciría igual, pero, jejeje, no lo estoy traduciendo ¿verdad?). Os adelanto los títulos:

  1. Sólo se puede trabajar para gente que te guste
  2. Si puedes elegir, nunca tengas un empleo
  3. Algunas personas son tóxicas: evítalas
  4. Ser un profesional no es suficiente, o bien, lo mejor es enemigo de lo bueno
  5. Menos no es necesariamente más
  6. No confíes en el estilo
  7. Tu forma de vida cambia tu cerebro
  8. La duda es mejor que la certeza
  9. Envejecer (Sobre envejecer con estilo: no importa)
  10. Di la verdad

Frau Barrios, el día que te fuiste me bajaron el sueldo emocional. Paradójicamente y para equilibrar, también me dio menos miedo perderlo. Siempre he dicho (incluso antes de que vinieras) que es mejor haber tenido y perdido que nunca haber tenido.

¿Qué queda claro? Lo casi insoportable es tener miedo a perder.

Es una de las cosas que es curiosa de emprender tu propio negocio: muchas veces te sientes más como un ludópata que como un constructor de catedrales. Siempre he dicho que no tengo madera de ludópata, porque para ser ludópata te tiene que gustar perder (jugar mucho es perder: si no te gusta ¿qué haces perdiendo todo el rato?) y a mí me gusta más ganar. Ése es uno de mis fallos, como empresaria y cuando juego al Texas Hold’em.

Claro que tampoco me veo construyendo catedrales. Quizá soy más como un hobbit, en que lo que me gusta es ver las cosas crecer, que el poder no me tienta gran cosa y que mi punto fuerte son las carreras de fondo.

Yo voy a ver si hago crepes Garaulet para el segundo desayuno hobbit (es lo que tiene levantarse a las 6:30).

Related Posts

12 Oct
No compares tu entrenamiento con las mejores jugadas de otros

No compares tu interior con el exterior de otros. Así que aparentemente, todo va estupendo, no necesito ayuda de nadie para nada, mi vida es todo glamour y jolgorio, y no. No es así.

15 Jul
Hecho, es simple (era: «necesito ayuda»)

Esta frase es simple, pero me ha costado años aprender a pronunciarla: Necesito ayuda. Dos palabras. Ni siquiera conseguí publicar la entrada del blog con esas palabras. ¿Queréis ejemplos? Os cuento (de lo que se puede publicar): Beta-testers para Júramelo, nuestro nueva plataforma para traducciones juradas Expertos en SEO/SEM/Adwords Traductores matemáticos/físicos nativos de inglés que

27 Ene
La gente me pregunta… ¿qué vas a dibujar?
arte // 0

Y yo, la verdad, no sé qué decir. Tengo imágenes e historias en la cabeza. Supongo que lo sabré cuando lo haga. Si pudiera elegir, conseguiría hacer cosas como ésta, por ejemplo. Si tengo suerte después de poner el primer 99%, que es trabajo. Como todo. People are strange, de Denis Fongue en Vimeo. Los

Comentarios

miguel vagalume
16 Octubre, 2010

gracias por enlazar…
Sobre la traducción, abierto a todas las sugerencias… Lo de “you can only work” no me parecía sencillo, porque el “sólo puedes” me parecía demasiado extremo el SOLO PUEDES, porque la verdad es que en el día a día al final puedes hacerlo con gente de todo tipo. Mi traducción tampoco me parece muy afortunada…
La idea debajo entiendo que es: “Al final las cosas sólo te van a salir bien con gente que te gusta”…
Pero lo dicho, no he encontrado la traducción que me guste… ¿Sugerencias? 🙂

Por cierto, te da tiempo para todo! 🙂

Bego
16 Octubre, 2010

Quizá “Sólo se puede trabajar (bien) para gente que te guste”, pero el bien está ya implícito, al fin y al cabo un decálogo es para hacer las cosas “bien”.

Y no me ha dado tiempo para todo, me temo. El plan de hoy era ducharme, bajar a por huevos y hacer crepes. Como ha surgido el artículo y el peque se ha despertado después de la ducha, no hay crepes. Como te puedes imaginar, cuando hay compra, ducha y cocino algo, no hay artículo en el blog… siempre surge algo, y así hemos ido hasta ahora. Pero no pierdo la esperanza de que un día el malabarismo, por fin, salga. 🙂

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: