La decisión de Mary Jane

Seré breve, porque tengo delante a Mary Jane. Sirva para decir que Mary Jane no soy yo, ni es María, es otra persona, pero este no es su nombre real, por si lo habíais dudado. Estamos al fresco en un FresCo, y tiene el siguiente dilema:

Chica de 34 años, sin ataduras familiares, con hipoteca en su ciudad actual y oposiciones aprobadas en mando intermedio universitario, con Máster en Cooperación Internacional a medio hacer, se encuentra con la siguiente encrucijada:

Opción A

Seis meses de prácticas remuneradas en Cuba (600€/mes) de cooperante como parte del máster, y vuelta a su puesto habitual (o no…) con reserva del mismo. Nivel de estrés previsto: bajo.

Opción B

Puesto de responsabilidad en entidad semipública, con contrato laboral, de 9 a 18h en Madrid (50.000€ brutos/año), al menos dos años, sin reserva de puesto, y con problemas para terminar el máster. Viajes abundantes incluidos. Nivel de estrés previsto: alto.

Las opciones son mutuamente excluyentes. ¿Qué debe hacer nuestra amiga Mary Jane? Pues eso os preguntamos, amables lectores. Tiene hasta mañana martes por la noche para elegir. Quedarse no se va a quedar.

Related Posts

10 Sep
Epílogo a «La Vaca»
escritos // 5

Parece que, sin querer, escribí un relato autobiográfico de terror y drama durante el parto, y no he avisado: lo siento. ¿No quieres que te ocurra lo mismo que a mí? Haz tu plan de parto.

27 Feb
TGIF ―y cómo salir de esos jardines de viernes

¿Qué es TGIF? TGIF son las iniciales de «Thank God it’s Friday», esto es, «gracias a Dios que es viernes». Supongo que en español diríamos más PFEV, «por fin es viernes». Como la semana se acaba, aquí tenéis unos consejos (en inglés, de momento) para salir de conversaciones de esas raras de viernes o sábado

06 Jun
Y cuando ya sólo queda desolación

En latín Raptores orbis, postquam cuncta vastantibus defuere terrae, mare scrutantur: si locuples hostis est, avari, si pauper, ambitiosi, quos non Oriens, non Occidens satiaverit: soli omnium opes atque inopiam pari adfectu concupiscunt. Auferre trucidare rapere falsis nominibus imperium, atque ubi solitudinem faciunt, pacem appellant. En español «(Los romanos), ladrones del mundo, una vez han

Comentarios

Maeve
13 Julio, 2009

Yo escogería la Opción B. Parece que es lo mejor para su futuro profesional, pero no sé si es lo que más valora ella. Creo que lo suyo es que haga una lista de las cosas que valora en su vida (que quiere que tenga una vida satisfactoria) y que les de una valoración/prioridad. Entonces que anote cómo se adecuan cada una de ellas a las opciones. Es dificil poner las valoraciones cuando te encuentras en la encrucijada, pero sólo el hecho de tratar de hacerlo te da un poquito de perspectiva.

Quikosas
15 Julio, 2009

Lo he pensado mucho, pero no me encuentro en condiciones de dar consejos. Todo lo más, suscribo lo que dice Maeve (la lista de prioridades es muy buena idea) y sugiero variables a tener en cuenta, a saber: Amigos, previsible ambiente de trabajo, población-destino…
Ánimo y suerte, Mary. Besos, Bego.

Salva
21 Julio, 2009

Yo por la parte que me toca, no doy consejos, ese no es mi trabajo, quizá en todo caso mi trabajo hubiera sido el que ya has hecho tú, Bego, disponer las alternativas con las virtudes positivas (habría que añadirle la negativas) para que elija de forma exclusiva y reflexiva la propia Mary Jane.
En todo caso me atrevo a lanzar un soplido más y me voy por el camino de uno de los apuntes que haces en ambas alternativas: EL NIVEL DE ESTRÉS. Es particularmente interesante que sea uno de los factores que resalten, pero no debería extrañarme tantp pues es cierto que en ocasiones es crucial. Para tomar una decisión teniendo en cuenta el estrés como punto de importancia, deberíamos hacer memoria de cómo nos comportamos ante una situación de estrés teniendo en cuenta el tiempo del que estamos hablando, y preguntarnos ¿me siento capaz de soportar un alto nivel de estrés durante largos periodos de tiempo? ¿Admito, por experiencias previas, que sucumbo con mucha facilidad a la angustia y al desasosiego y considero que no podría llevarlo? ¿Cómo voy de estrés en los meses previos a tomar estas decisión, voy en blanco o llevo una carga acumulada? etc, etc….

En fin Mary Jane, hagas lo que hagas te deseo la mayor suerte del mundo y que encuentres la parte más satisfactoria ya sea en Madrid o en Cuba.

Desde luego, que placentero es desear suerte a una desconocida. No hay prejuicios, no hay expectativas pero es como lanzar un glogo al aire, no sábes dónde caerá ni qué pasará con él, lo maravilloso es el hecho de echarlo a volar en sí, es precioso, es bonito, como desear suerte a las personas.

Pdta. Por cierto Bego, recién llego de vacaciones, te escribo.
Un beso

Salva
21 Julio, 2009

Jolín, me acabo de dar cuenta que igual Mary Jane tuvo que coger sus maletas el martes 14 y no el martes 21 que es hoy. En fin, no estaría mal que nos contases qué opción fue al final la que escogió.

Otro beso.

Mary Jane
22 Julio, 2009

En primer lugar, gracias a todos los que habéis hecho comentarios en este blog y por otros medios, de verdad que han sido muy útiles y los he tenido en cuenta. Creo que casi todos me conocéis, pero no por este nombre, aunque la mayor parte me habéis tratado poco, por lo que ha sido interesante ver vuestras opiniones sin saber bien de quién hablabais.

Puesto que habéis ayudado de alguna manera con esta decisión, es justo que os informe del resultado: me quedo con la opción A, Cartagena-Cuba-Cartagena (aunque quién sabe qué pasará después o dónde acabaré).

Tengo que admitir que Madrid me tentó mucho e iba ganando puntos la mayor parte del tiempo. Además, ir a Madrid no suponía abandonar para siempre pensando la idea de tener una experiencia personal de cooperación durante unos meses, en Cuba o donde fuera. Sin embargo, en el último momento surgió un aspecto, no el fundamental pero sí uno importante, que no cuadró y me creó una mala sensación. Así que decidí que mi vida de ahora, con el camino que he emprendido y lo que se me abre en el futuro, me hace feliz y que no iba a cambiarla por algo distinto si no me convence al 100%.

Así que, ya sabéis, si queréis visitar Cuba entre noviembre y abril, podéis contactar conmigo a través de Bego. No estaré en La Habana sino en la otra punta de la isla, en la “Cuba profunda y real”, que seguro será toda una experiencia de vida, justo lo que yo quería.

Gracias de nuevo a todos.

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: