Cine documental, derechos humanos y Amnistía

Pena de muerte

La pena de muerte, el castigo máximo

¿Qué plan tenéis? A ver qué os parece el siguiente plan para esta noche: primero una introducción a un tema de interés dentro de los derechos humanos por parte de un voluntario de Amnistía Internacional, y después un documental en versión original francesa subtitulada en español sobre ese mismo tema.

Pues es esta noche, y yo seré esa voluntaria de Amnistía Internacional. Hablaré de la pena de muerte y en concreto de la pena de muerte a menores. Seré breve. Lo prometo.

El ciclo empezó ayer (… lo sé, lo digo tarde), sigue esta noche y acaba el próximo día 25. Os copio y pego el programa que aparece en la web de la Alianza Francesa de Cartagena:

Un coupable idéal (Un culpable ideal) de Jean-Xavier de Lestrade. France/2001/115’
Seguimos el pleito de Brenton Butler, 15 años, acusado de haber matado a una turista blanca americana.
Miércoles 19 de noviembre 2008, 21.30h.
Invente-moi un pays (Invéntame un país) de Catalina Villar. France/2005/58’
Niños de varios países aprenden a vivir en Francia. Se les propone imaginar un país en el que podrían vivir.
Lunes 24 de noviembre 2008, 21.30h.
Nous, les enfants du XXème siècle (Nosotros, niños del siglo XX) de Vitali Kanevski. France/1993/87’

Niños en Rusia, solos por las calles, ya en cárceles al principio de sus vidas… retrato de la juventud rusa.
Martes 25 de noviembre 2008, 21.30h.

Nos vemos a las 21:30 en la Residencia Universitaria Alberto Colao, en Cartagena. Si hacéis fotos y luego me las mandáis, mejor, porque mi cámara ha muerto.


Ver este mapa (que está mal) en grande. Digo que está mal el mapa porque el Hospital del Rosell está bastante más al este.

Related Posts

12 Oct
No compares tu entrenamiento con las mejores jugadas de otros

No compares tu interior con el exterior de otros. Así que aparentemente, todo va estupendo, no necesito ayuda de nadie para nada, mi vida es todo glamour y jolgorio, y no. No es así.

11 Jun
Nicaragua, con tus propios ojos (III): poesía, Darío y Borge
escritos // 1

Decíamos ayer, que nosotras no comprendíamos qué fascinaba tanto a Roberto Sáinz la casa en la que creció, hasta que la vimos. Le habían puesto el nombre del gran héroe nacional: Rubén Darío, el padre del modernismo (este poema, Divagación, gustará a los traductores del público). Para el resto: Lo fatal Dichoso el árbol, que

09 Abr
Impresión, sol naciente
arte // 3

Por fin, ya no estoy enferma. Y Japón… es increíble. Es como viajar al futuro, o a Marte, o al pasado, o a todo lo anterior. Por fin puedo de nuevo hablar, y menos mal. Además, lo necesitaba. Ayer cantaba Quique aquello de esta iba a ser una canción instrumental… En los quioscos del metro

Comentarios

Multimaniaco
19 noviembre, 2008

Yo no creo que la pena de muerte sea el castigo máximo. Yo la prohibiría, aunque probablemente porque soy un tipo vengativo que opina que es mucho mejor la cadena perpetua: encerrar a la gente de por vida sin posibilidad de redención, tirar la llave y darles mucho, mucho tiempo para disfrutar del ambiente carcelario, pensar y arrepentirse. Los ejecutados se libran demasiado rápido de lo que han hecho (bueno, en Estados Unidos no tanto).

Leave a comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: